Pareja de hecho en Cataluña
Pareja de hecho en Cataluña

La pareja de hecho en Cataluña

Lo tiempos han cambiado, y cada vez son más las parejas que no quieren casarse, pero sí quieren tener derechos como los tienen las parejas que constituyen un matrimonio.

Esta situación civil es la pareja de hecho o, como se denomina en Cataluña, la pareja estable.

La pareja de hecho no tienen los mismo derechos y obligaciones que el matrimonio, no obstante, son cada vez más las CCAA que tratan de equiparar los derechos de la pareja de hecho con los del matrimonio, un ejemplo claro es Cataluña.

¿Quién regula los derechos de las parejas de hecho?

El matrimonio es regulado por el Código Civil español, por ello, los derechos de un matrimonio son los mismos en todo el territorio español, independientemente de la CCAA donde se haya constituido.

Sin embargo, las parejas de hecho están sujetas a las normativas vigentes en cada comunidad autónoma, es decir, que los derechos y formas de constitución de las parejas de hecho dependen de la CCAA en concreto.

¿Qué es una pareja de hecho?

Nos vamos a centrar en el caso de la Cataluña. Según el artículo 234-1 del Código Civil Catalán:

“Dos personas que conviven en una comunidad de vida análoga a la matrimonial se consideran pareja estable en cualquiera de los siguientes casos:

a) Si la convivencia dura más de dos años ininterrumpidos.

b) Si durante la convivencia, tienen un hijo común.

c) Si formalizan la relación en escritura pública.”

* En los supuestos B y C no hay un tiempo mínimo exigible de convivencia para adquirir la consideración de pareja de hecho.

Así pues, cualquier pareja sentimental que cumpla alguno de estos supuestos tendrá los derechos que vamos a explicar a continuación.

¿Qué derechos y obligaciones tienen las parejas de hecho en Cataluña?

El régimen económico: Se tiene total libertad a la hora de pactar el régimen económico que más les convenga, ya sea gananciales o separación de bienes. En el caso de que no se regule de manera expresa, se presume la separación de bienes.

La pensión de viudedad: Se tiene derecho a pensión de viudedad siempre y cuando se demuestren cinco años de convivencia, dos años inscritos en el registro ydependencia económica de parte del viudo/a.

Indemnización por fallecimiento: El Código Penal reconoce a la pareja de hecho a percibir indemnizaciones en caso de fallecimiento y por los perjuicios materiales y morales derivados en casos de, por ejemplo, accidente de tráfico cuando se trate de fallecimiento ocasionado por un delito.

Autorización de residencia para extranjeros: Cuando uno de los miembros de la pareja de hecho sea ciudadano de la UE, si el otro miembro es extranjero no europeo, éste tendrá derecho a residir y trabajar regularmente en España.

Hijos comunes y adopción: En cuanto a guarda y custodia, pensiones de alimentos, régimen de visita en caso de separación o derechos sucesorios de los hijos en común, no existe diferencia entre pareja estable y matrimonio. La pareja de hecho también goza de los mismos derechos que un matrimonio en los casos de adopción.

Herencia y sucesiones: Sin testamento, el sobreviviente tiene los mismos derechos que hubiera tenido una persona casada, tendrá derecho al usufructo universal de la herencia y, a falta de hijos, será heredero directo del fallecido, con preferencia a sus padres.

Prestación compensatoria e indemnización por razón del trabajo: En el caso de extinción de la pareja de hecho, se podrá reclamar al otro conviviente una prestación alimentaria si la convivencia ha reducido la capacidad del solicitante de obtener ingresos, o si tiene la guarda de hijos comunes.

Arrendamientos: La Ley de Arrendamientos Urbanos exige, para poder optar a la subrogación del contrato de alquiler por parte del miembro de la pareja no titular del contrato de arrendamiento, una duración de la convivencia de dos años, o que existan hijos comunes

Vivienda cómun: el conviviente titular de la vivienda común o de los muebles de uso ordinario no puede llevar a cabo ningún acto de enajenación, de gravamen o, en general, de disposición de su derecho que comprometa su uso sin el consentimiento del otro o, en su defecto, de la autorización judicial.

¿Cuándo se extingue la pareja de hecho?

El artículo 234.4 CCcat establece lo siguiente:

“La pareja estable se extingue por las siguientes causas:

a) Cese de la convivencia con ruptura de la comunidad de vida.

b) Muerte o declaración de fallecimiento de uno de los convivientes.

c) Matrimonio de cualquiera de los convivientes.

d) Común acuerdo de los convivientes formalizado en escritura pública.

e) Voluntad de uno de los convivientes notificada fehacientemente al otro.”

* Todas aquellas parejas que formalizaron su relación notarialmente e incluso la han inscrito en el Registro de Parejas están obligadas en caso de ruptura o cese de la pareja a acudir al notario para extinguir formalmente su relación y dejar constancia de ello, así como también en el Registro de Parejas Estables de Cataluña.

¿Qué efectos tiene la extinción de la pareja de hecho?

En general, la extinción de la pareja estable implica la revocación de los consentimientos y poderes que cualquiera de los convivientes haya otorgado a favor del otro.

No obstante, los efectos de la extinción varían según el supuesto que haya dado lugar a la extinción:

Si la causa de la extinción es la muerte de uno de los miembros de la pareja, el sobreviviente tendrá derecho a:

  1. A una compensación económica si ha trabajado para la casa o para el otro sin retribución o con una retribución insuficiente, con los límites legales correspondientes, y que podrá reclamarse a los herederos.
  2. usar la vivienda familiar y a ser alimentado a cargo del fallecido, durante al año siguiente al fallecimiento, de acuerdo con el nivel de vida que había mantenido la pareja y el patrimonio.
  3. en caso de no haber testamento, tiene derecho al usufructo universal de su herencia, y a falta de hijos será heredero directo del fallecido, con preferencia a sus padres.

Si la causa de extinción escualquier causa diferente a la muerte de uno de los miembros de la pareja, ambas deberán pactar: la guarda y custodia sobre los hijos comunes, el uso de la vivienda familiar, la compensación económica y  prestación alimentaria si correspondiera, según el caso.

Todos los efectos que puede tener la extinción de la pareja estable pueden pactarse, con ciertos límites, al inicio o durante la unión, o una vez producida la extinción de la misma. A falta de acuerdo de las partes sería el Juez el que determinaría las consecuencias de la extinción de la pareja.

En A.RAMÍREZ Y ASOCIADOS estaremos encantados de ayudarte en cualquier duda que tengas al respecto, contacta con nosotros al: 644.013.788 o al correo asesorramirezbcn@gmail.com