Información sobre el delito de receptación.
el delito de receptación

El Código Penal contempla en los artículos del 298 al 300, el delito de receptación. Cabe mencionar que, aunque este delito es menos conocido que su delito más cercano, el cual es el blanqueo de bienes, el delito de receptación es un delito que se suele cometer con bastante frecuencia.

¿QUÉ ENTENDEMOS POR DELITO DE RECEPTACIÓN?

Una persona comete un delito de receptación, cuando no ha sido el responsable o cómplice de un delito contra el patrimonio o el orden socioeconómico, como por ejemplo un delito de hurto o de estafa. Pero ha ayudado a los responsables de dichos delitos, a aprovecharse de sus efectos o directamente, ha ocultado o recibido estos efectos.

¿CÓMO SE REGULA ESTE DELITO EN EL CÓDIGO OPENAL?

Ya ha quedado claro que es el delito de receptación, y como todos los delitos es regulado y castigado por el código penal. Este delito queda regulado principalmente, entre los artículos del 298 al 300 del Código Penal, como ya hemos mencionado con anterioridad:

El que, con ánimo de lucro y con conocimiento de la comisión de un delito contra el patrimonio o el orden socioeconómico, en el que no haya intervenido ni como autor ni como cómplice, ayude a los responsables a aprovecharse de los efectos del mismo, o reciba, adquiera u oculte tales efectos, será castigado con la pena de prisión de seis meses a dos años.

Artículo 298.1 del Código Penal

REQUISITOS PARA QUE SE CONSIDERE DELITO DE RECEPTACIÓN

  • No participación del acusado en el delito previo.
  • Conocimiento por parte del acusado, de que se ha cometido un delito, no son válidas las suposiciones. Principalmente, esto se deduce a partir de diferentes elementos como irregularidades en el proceso de compra o adquisición, falta de documentación o facturas, canales de compra fuera de lo normal, etc. También es fácil deducirlo, a partir de las explicaciones irracionales para justificar la posesión de los bienes.
  • Existencia previa de un delito que afecte el patrimonio o el orden socioeconómico.
  • Existencia de ánimo de lucro al cometer la receptación. Principalmente, esto se deduce a partir de elementos objetivos, y no se refiere únicamente a beneficios materiales, sino también a un reconocimiento social con la perspectiva de beneficios posteriores.
  • Comisión de la receptación para ayudar a los delincuentes, que han cometido directamente el delito previo o básicamente en su propio beneficio. Esto da lugar a las distintas modalidades del delito de receptación, las cuales son sancionadas de diferente manera.

SANCIONES DEL DELITO DE RECEPTACIÓN

Es importante saber, que las sanciones por cometer el delito de receptación parten de la modalidad básica y se tienen en cuenta diferentes agravantes:

  • En relación, a la modalidad básica la pena será de seis meses a dos años de prisión, como se regula en el artículo 298.1 del Código Penal.
  • Por otro lado, si se ha realizado este delito con la finalidad de traficar con los bienes robados, agrava la pena en su mitad superior.
  • Por último, si se realiza este tipo de delito en un local comercial o industrial, agrava con multa de doce a veinticuatro meses. Dependiendo de la gravedad, puede imponerse en estos casos, la pena de inhabilitación especial para el ejercicio de su profesión o industria, así como el cierre definitivo o temporal del local en cuestión.

DIFERENCIAS Y SIMILITUDES CON EL BLANQUEO DE BIENES

Verdaderamente, el delito de receptación el cual es el tema principal de este post, guarda bastante relación con otro delito muy conocido contra el patrimonio o el orden socioeconómico, el blanqueo de bienes. En A. Ramírez y Asociados, queremos mostraros las diferencias y similitudes, que existen entre estos dos tipos de delitos.

DIFERENCIAS ENTRE EL DELITO DE RECEPTACIÓN Y EL BLANQUEO DE BIENES

Las principales diferencias entre estos delitos son las mostradas a continuación:

  • En el delito de receptación, una de las condiciones es que el acusado no haya participado en la actividad delictiva previa.
  • La ley sanciona distintas finalidades, en el delito de receptación, procura evitar que quien cometió el delito se beneficie o ayude al autor del delito previo. En el blanqueo de bienes, se trata de evitar que los bienes objeto del blanqueo se incorporen al sistema con apariencia legal.
  • Las penas máximas son diferentes, en el delito de receptación son dos años de prisión y, por otro lado, seis años por el delito de blanqueo de bienes.
  • La receptación debe ser un delito contra el patrimonio o el orden socioeconómico, mientras que el blanqueo de bienes puede tener su origen en cualquier otro delito.
SIMILITUDES ENTRE EL DELITO DE RECEPTACIÓN Y EL BLANQUEO DE BIENES

Las principales similitudes entre estos delitos son las siguientes:

  • Los dos delitos están penados con ir a prisión.
  • Ambos suponen que han producido ganancias a quienes cometieron los delitos.
  • También suponen la existencia de un delito precedente y una actividad delictiva posterior.
  • En ambos casos uno de los requisitos es el conocimiento de la procedencia ilegal de los bienes.

Leave a Comment